Campamento de Liderazgo Torre

El Campamento de liderazgo Torre 2015 se llevó a cabo los días 16, 17 y 18 de enero en el estado de Durango, en Parmenia, con la participación de once Delegaciones del Distrito Lasallista México Norte.

Contó con la animación de un grupo jóvenes de preparatoria de Salla y junto con doce asesores de Torre de diferentes delegaciones y gracias a ellos se lograron desarrollar diferentes actividades como dinámicas, reflexiones. Juegos de destreza, etc. Durante el campamento el tema principal fue el Liderazgo cristiano. Fueron clave para el desarrollo de este tema las aportaciones de los alumnos de Torre en cada uno de sus distintos equipos.

Inició con la presentación de las delegaciones, de cada participante, de los asesores de Torre y del grupo de animación de Salla. Se entonaron cantos y rondas para familiarizarse con todos los delegados de cada ciudad, y comenzar a construir un ambiente sano. Desde el principio muchos de los alumnos Torre empezaron con buen estado de ánimo y las ganas de querer participar en cada una de las actividades, cabe mencionar que en cada una de las actividades tenían una reflexión al final y con ello se cerraba la sesión década momento. Cada día en Parmenia las actividades comenzaban a partir de las 7:00 de la mañana iniciando con una activación física y luego un momento de oración matutina. Continuamos intensamente todas las actividades relacionadas con la Semana Santa y el liderazgo cristiano.

Gracias a la participación de los alumnos durante el campamento se iban entregando reconocimientos, entre ellos, a quienes aplicaban las aptitudes de un líder ante el grupo o su pequeño equipo. El segundo día tomó por sorpresa la actividad nocturna de un largo recorrido por toda la sierra resolviendo acertijos y contestando preguntas sobre la Semana Santa. El final del día fue una gran actividad de reflexión llamado “Estrellas o cometas” donde los alumnos Torre despertaron de un sueño en el espacio haciéndolo real con líquido fluorescente, lo que llevó a una toma de conciencia muy valiosa sobre permanecer y trascender. Las últimas actividades nos llevaron de la mano hacia una mejor comprensión de la Resurrección y terminamos el campamento con una oración dirigida por el Hermano David despidiendo a cada una de las once delegaciones Torre con una enorme satisfacción de los alumnos y asesores encargados.

Fueron muchos aprendizajes y especialmente fue mucha la unidad e identidad que se fortaleció en el corazón lasallista de cada uno de los que fuimos a este Campamento de Liderazgo Torre 2015. Ahora nos toca poner en práctica lo aprendido, y multiplicar con nuestra acción y ejemplo, lo que Cristo nos encomienda cada día.

¡Viva Jesús en nuestros corazones!

René Leal, asesor del grupo Torre Regio Cumbres